Actualmente, la mayoría de las actividades que realizamos están mediadas por dispositivos tecnológicos. Saber cómo cuidar la vista frente a las pantallas es fundamental para resguardar nuestra salud visual.

Estudiar, trabajar frente al computador e, incluso, los momentos de ocio se han vuelto parte de nuestra vida cotidiana. Pero, si no prestamos atención a ciertos detalles, es muy probable que nuestra vista se deteriore. Es por eso que en Ilab tenemos las mejores recomendaciones para que aprendas a cuidar tus ojos.

Recomendaciones para cuidar la vista frente a las pantallas

Usar lubricantes oculares

Es muy importante mantener los ojos hidratados. Naturalmente, los ojos producen lágrimas con el fin de que lubriquen la zona, pero, muchas veces, esta función falla. Cuando pasamos mucho tiempo concentrados, la cantidad de veces que parpadeamos disminuye. Como consecuencia, los ojos se hidratan menos. Para contrarrestar esta deficiencia, es muy favorable el uso de lubricantes y lágrimas artificiales.

Si bien hay gotas de venta libre, lo más recomendable es consultar con un oftalmólogo para que recete el producto más adecuado para tu situación.

Si quieres cuidar la vista frente a las pantallas: Descansa

Para descansar la vista de la exposición a los dispositivos tecnológicos, es necesario incorporar algunos hábitos.

  • Parpadear frecuentemente y de manera consciente ayuda a que los ojos se humecten de manera natural. Cuando leemos en papel, por ejemplo, nos concentramos tanto que olvidamos parpadear. Lo mismo sucede cuando pasamos mucho tiempo frente a una pantalla.
  • Hacer pausas. Hay diferentes opiniones respecto de cada cuánto tiempo hay que hacer un descanso. La más conocida es la de 20-20-20, que indica que, cada 20 minutos que pasas frente a la pantalla, debes descansar 20 segundos, enfocando la vista en un objeto que se encuentre a 20 pies de distancia (6 metros). De todas formas, encuentra tu propio ritmo y descubre cada cuánto tiempo necesitas parar a darle un descanso a tus ojos.
  • Alternar la vista entre un objeto cercano y uno lejano hace que los músculos de los ojos se “ejerciten”, evitando que se cansen.

Ambiente

El ambiente también es un factor que interfiere en la salud visual. Estando atentos a ciertos detalles podemos cuidar mejor nuestra visión.

  • Iluminación. Mantener iluminado el espacio que te rodea estimula la visión periférica.
  • Chequear la temperatura ambiente. Los climas secos son perjudiciales para la salud ocular, al igual que el uso excesivo de aires acondicionados y ventiladores. Hacen que las lágrimas se evaporen con rapidez y, por lo tanto, que los ojos se resequen.

Ajustes

Hay ajustes del orden práctico que se pueden realizar para evitar la fatiga ocular.

  • Inclinar la pantalla hacia abajo unos 10 o 20 grados.
  • Colocar el monitor a 60 centímetros de los ojos, aproximadamente.
  • Tamaño de la letra. Aumenta el tamaño de la letra si lo necesitas, forzar la vista puede traer consecuencias negativas.
  • Brillo de la pantalla. Es importante mantener el nivel de brillo bajo y activar el modo descanso de ojos, que tiñe la pantalla de un color amarillento.
  • Mantener la pantalla por debajo del nivel de los ojos.
  • Aumentar la velocidad de refresco de la pantalla a 70 o 75 Hz.

Dependiendo de la edad, varía la periodicidad con la que es recomendable hacer una visita al oftalmólogo. Sin embargo, lo mejor es no esperar a sentir molestias.

Si pasas mucho tiempo frente al computador, el teléfono celular, la tablet o el smart TV, es recomendable que consultes con un médico oftalmólogo con el fin de prevenir posibles molestias o patologías. Recuerda que, si tus ojos producen escasa película lagrimal, un médico puede recetarte lubricante ocular o lágrimas artificiales.

También te puede interesar:
¿Blefaritis por DEMODEX? Todo lo que necesitas saber.
Degeneración Macular relacionada con la edad
Cuidado de la superficie ocular: Lubricación
Síndrome de ojo seco